Durante una ríspida discusión con mi madre, sobre lo que siempre discuto con mi madre, salió una pequeña parte del enojo, un velado reclamo sobre la tesis y sobre el matrimonio. Por primera vez en mi vida, en mi casa, mi madre me cuestiona sobre el matrimonio.

¿Casarme? Imposible, al menos en los próximos cinco años. Tengo que hacer muchas cosas antes. Licenciarme, subir de grado, viajar y sobre todas las cosas saber a qué quiero dedicar mi vida.

Curiosamente, después de dicha discusión me sentí como un niño. La mayoría de las veces me siento como tal, por una parte lo disfruto, me gusta la sensación de rebeldía y valemadrismo, lo cual me permite ser medianamente divertido y no tomarme tan en serio (por que todos sabemos que tomarse demasiado en serio es lo peor que puede pasarle a cualquiera). Por otra parte, esa misma sensación me lleva a pensar que soy demasiado infantil, que mucho que lo deseo es ridículo (tan ridículo como pensar que eso es ridículo) y que debería estar preocupado por mis clientes, mis acciones, ponerme de esos zapatos puntiagudos y casarme.

El punto es que me resulta imposible dejar de compararme con los demás y con mi “yo futuro”, el resultado siempre es devastador. Siempre voy tarde y cada vez más lejos del futuro (sic). Lo cual nos lleva a la pregunta del millón: “¿qué me detiene?” Me detienen muchas cosas… No, en realidad nada me detiene es sólo que… Inicia oleada interminable de pretextos que pueden ser descartados con argumentos consistentes pero que son ignorados y aminorados con un “pues sí, tienen razón”. Y ese es el gran problema, nada me detiene y todo me parece imposible.

Pronto será mi cumpleaños, llego a los 27 y no pude aprender a tocar bien la guitarra. Ando de rebeldón en el trabajo y no me he rebajado la barba (merezco iniciar un movimiento pro la liberación de los artistas reprimidos). Mi meta es tenerla como Gandalf el Blanco, poco a poco me estoy llenando de canas y sabiduría.

La imagen es del PlayStationBlog y está alojada en Flickr
—————-
Now playing: Christopher Bowers-Broadbent – Dance IV
via FoxyTunes

Anuncios