Sin duda a todos nos gusta hablar sobre lo que las personas que admiramos hacen, tomamos sus obras como ejemplos a seguir, debatimos con otros sobre la importancia de sus trabajos, nos aferramos tanto a ellos que si alguien se atreve a criticarlos nos ofendemos como si hablaran de nuestra familia.

Y no es extraño escuchar críticas muy acertadas sobre películas, directores, actores, discos, canciones, libros, poemas, frases, filósofos, deportistas, políticos o cualquier Cosa que exista en este pequeño mundo del hombre. Esta libertad de opinión me preocupa, no por el hecho de usarla o limitarla de alguna forma. Es ese sonsonete de experto, esa despreocupación por despedazar o alabar lo que ha tomado años, sufrimientos, reflexiones y demás sulfataciones que cualquier persona deba pasar para terminar algo.

Aún así, aún sabiendo de lo que se habla (o no sabiéndolo) se sigue de este lado, del lado espectador que a veces llega a ser (re)creador. ¿A cuántos no nos gustaría estar del otro lado? En lo personal, no hay cosa que desee más en este mundo.

—————-
Now playing: The Cure – Doing The Unstuck
via FoxyTunes

Anuncios