Va otro post de nada.

Me he dado cuenta que con el paso de los años las fechas importantes son menos intensas, por ejemplo, apesta a navidad y hoy que fui a hacer unas compras no me dí cuenta, creo que había menos gente que cualquier domingo. Una bendición de mi trabajo es que tengo vacaciones, dos semanas, tal vez estar encerrado me permite abstraerme del espíritu de los tiempos.

No hay regalos bajo, no bajo no, a lado, eso, a lado del sillón, no, pero ese sillón ya no está en la casa, vaya, lo que quiero decir es que las cosas han cambiado a lo largo de estos años. Antes había una mecedora donde ahora hay un reposet, el estudio de mi padre era más bien inexistente… El departamente es muy pequeño y es impresionante la cantidad de cambios que ha habido en esta humilde morada. Mi cuarto por ejemplo, no ha cambiado demasiado en cuanto a su mobiliario, pero sí en cuanto a los adornos.

Me urge una torre nueva de discos, necesito hacer limpieza masiva. Mañana es miércoles, quiero ir al cine a la función de las 10 pm. ¿Abrirán? ¿Habrá gente? ¿Tratarán de asesinarme? Tantas preguntas.

Fin del post de nada.

—————-
Now playing: Of Montreal – A Cloud Crashes
via FoxyTunes

Anuncios