Entra una dama, una dama en toda la extensión de la palabra. Tan formal, que hace desconfiar. Peinada completamente para atrás, alta, elegante con un vestido negro de una pieza. Seguida de dos mujeres atractivas, no tan elegantes, pero si imponentes. No encuentra un lugar de su agrado y decide retirarse.
Anuncios
Entra una dama, una dama en toda la extensión de la palabra. Tan formal, que hace desconfiar. Peinada completamente para atrás, alta, elegante con un vestido negro de una pieza. Seguida de dos mujeres atractivas, no tan elegantes, pero si imponentes. No encuentra un lugar de su agrado y decide retirarse.

Flickr Photos

Twitter

  • No me quitaron la zurda, me hicieron ambidiestro. #retilencia 3 days ago
  • Con el tiempo fui practicando por mi cuenta la escritura con mi mano dominante, y ahora ya soy un zurdo rehabilitado. 3 days ago
  • Y cualquier cosa manual era un martirio para mí. Como niño se sufre mucho por eso. Además los ángulos y reflejos se me complican. 3 days ago
  • Lo único que hacía con la mano derecha era escribir, nunca fui bueno con las tijeras. Como resultado tenían una letra horrible 3 days ago
  • Tengo un recuerdo difuso de la primaria en el que me recuerdo escribiendo con la mano derecha, mi brazo izquierdo atrás del pupitre 3 days ago

Posts Más Vistos

Spread Firefox Affiliate Button

Deja un comentario

Comments feed for this article

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: