Al principio todo fue ruido, catástrofes a cada instante, inundaciones por doquier. Terremotos en lugares donde nunca había temblado (tan tranquilos como la noche). Entonces, un buen hombre, en un buen día decidió contar su propia historia, vivir su propia vida. Lo primero que hizo fue callar, después viajó, viajó hacia dentro, a lo eterno, a lo valioso, a lo que él tenía que decirse. Encontró obscuridad, miedos y grandes ideas. Las exploró, descubrió sus fortalezas y sus debilidades, encontró su verdadero nombre. Entonces pudo vivir en silencio, hablaba lo necesario y vivió su vida como una vida y no como un problema existencialmente orgánico.

—————-
Now playing: Doves – Almost Forgot Myself
via FoxyTunes

Anuncios