Mi vida cambia de manera azarosa, de repente tengo novia, al momento siguiente no, al que sigue sí. Propicié que las cosas fueran así. Supongo que el reto no es tomar la mejor decisión, el reto es adaptarse a los cambios y poder mantener la cordura. Ahora no tengo novia, dentro de dos horas, no lo sé, en una semana no tengo idea. Todo lo que me pasa y lo que no es culpa de mi indecisión.

Anuncios