Cuando creé este blog en septiembre de 2005 mi primer post fue este:

El amor rojo como la sangre brotante
de los muertos de guerra
mutilados, ahorcados
cuerpos flotantes
en aguas inciertas.

Sacrificio al tiempo perdido
a los sueños del verano
separados por un dardo
cortando los años
cayendo a pedazos nos vamos.

Sacrificio a los dioses
la vida celebran
morimos de amor
sólo un poco no más…

El amor verdadero
del Hades rescata
el Hades en tierra
en mi propia casa.

Alas amorosas surgen de mi espalda
sangrando las heridas
brotando los recuerdos
como dagas en el cuerpo.

Más liviano más libre
el amor salva
a los cuerpos muertos
destazados por el desconsuelo.

Lo escribí el 15 de septiembre, en ese entonces me parecía lo mejor que había escrito. No sé si cada vez que escribo algo mejoro (sin mencionar mis grandísimas dudas sobre la calidad de los escritos), o es sólo el momento siguiente a haberlo escrito. A más de un año, y después de escribir otras cosas que pienso que son mejores ahora. Es el efecto del tiempo, contra el paso de los días, contra los cambios de humores, contra la pésima técnica y las malas ideas. Pienso que he mejorado, sí, al menos ya no me da miedo escribir. Cada vez lo hago más espontáneo.

Anuncios